Japón y la maldición del Arco.

Orfevre

Pues si, estoy completamente seguro de que ese tan ansiado Arco llegara y que el turf Nipon y esa afición que lo compone, lo celebrará como España celebró el gol de Iniesta aquel 11 de julio del 2010. Recopilando la presencia Nipona de los últimos 20 años, nos vienen a la cabeza cuatro caballos, que estuvieron a punto de tocar el cielo.

El primero que nos salta a la palestra es EL CÓNDOR PASA (Kingmambo). Criado en Kentucky y con un origen de color púrpura, teniendo como abuelo materno a Sadler’s wells en su carta de presentación, en su edad clásica ganó 5 carreras de Grupo entre las que se encontraban la Mile Cup y la Japan Cup, siendo nombrado como mejor tres años en un país que se le quedaba pequeño y si había algún representante en Japón con claras opciones de asaltar el Arco, era el hijo de Kingmambo. En 1999 da el salto a Europa instalándose en Francia con las miras puestas en el Arco, consiguiendo un segundo puesto sobre los 1800 metros del Prix d’Ispahan, batido en último momento por CROCO ROUGE para acabar imponiéndose en el Grand Prix de Saint-Cloud y el Foy, Japón soñaba con el Arco. Llego la cita, salió en punta desde el cajón 1 sobre el Soft de Longchamp, para acabar claudicando a falta de 100 metros ante el gran MONTJEU, perdiendo el Arco a corta cabeza o como se suele decir, muriendo en la orilla. Aún así y aunque el dicho diga que de los que quedan segundos no se acuerda nadie, el hijo de Kingmambo fue un caballazo con mayúsculas y seguramente haya sido uno de los mejores caballos de la historia que haya sido entrenado en Japón.

Si el Arco de EL CÓNDOR PASA fue un drama para el Turf nipón, lo DEEP IMPACT (Sunday Silence) no lo fue menos. El ganador de la triple corona japonesa se presentó en el Arco con tan sólo una derrota en su haber ante su medio hermano HEART’S CRY en el Arima Kinen del 2005. A diferencia de El Cóndor Pasa, Deep Impact no tuvo una preparatoria de cara al Arco en el país vecino, más bien al contrario puesto que su única carrera fuera de Japón fue precisamente el Arco, donde partía como favorito con un 9/4. En un lote de ocho participantes entre los que se encontraban tres pupilos de Fabre: El ganador del Arco del 2005 HURRICANE RUN, así como el ganador del Coronation SHIROCCO, o el ganador del Grand Prix de Paris RAIL LINK, ahí es nada. El resultado a estas alturas lo sabe hasta mi hijo de dos años, no solo no ganó, eso corrió a cargo RAIL LINK con una monta de Pasquier enorme, si no que fue descalificado de su tercer puesto por dar positivo por un Broncodilatador que actúa en el sistema respiratorio llamado ipratropium, pasando a ocupar la tercera posición HURRI CANE RUN. Uno de los mejores caballos de la historia de Japón no solo había sido derrotado, si no que también habría podido humillar a todo un País (días después France Galop comunicó que no se había actuado con mala fe). Aún así no se retiró sin antes ganar ese mismo año la Japan Cup y el Arima Kinen que un año antes se le esfumó a manos de HEART’S CRY. Se retiraba ganando todo lo que se había puesto a su alcance en Japón, sumando 7 Grupos 1 a lo largo de su historia. Un espectáculo de caballo y de semental que se nos fue demasiado pronto.

El 2010 sería el turno para NAKAYAMA FESTA (Stay Gold). Sin debutar a dos años y pasando por la edad clásica con más pena que gloria, a los cuatro años (Fabre, tú me entiendes) se presentó en Longchamp habiendo ganado el Takarazuka Kinen, Grupo 1 sobre 1M3F. No fue directamente al Arco como Deep Impact, pero tampoco se instaló en Francia como El Cóndor Pasa, aunque si disputó el FOY como el quedando en segunda posición tras DUNCAN (Dlakhani). Lo siguiente evidentemente sería el Arco. Y ahí estaba el primer fin de semana de octubre junto a joyas como LOPE DE VEGA que venía de ganar ese año la Poule gala y el Prix Du Jockey Club, SARAFINA que venía de hacer lo propio en el Diane y el Saint-Alary, el ganador del Grand Prix De Paris que partía como favorito BEHKABAD, o el ganador del Epsom Derby de ese año y a la postre de este Arco, WORKFORCE, mejorable pero no estába mal. Con un final de recta de lo más accidentado (Planteur fue distanciado), nos regalaron un recta entre NAKAYAMA FESTA y WORKFORCE que simplemente fue una maravilla. Japón volvía a pegar en el palo muriendo en la orilla como en el 99 con el CÓNDOR PASA y para más inri con el mismo jinete, Masayoshi Ebina.

Tras un año de impas en el que los dos Partants que puso Japon pasaron sin pena ni gloria (Nakayama Festa de nuevo e Hiruno D’Amour), Japón tenía para el 2012 otra bestia a la altura de Deep Impact, ORFVERE (Star Gold). Se presentó en paris con ocho carreras de Grupo ganadas entre las que se encontraban cinco Grupos 1, siendo elegido mejor caballo del año del 2011 tras ganar el Arima Kinen y la triple corona. El paseo que se dio en el Foy con Soumillon a los estribos, humillando entre otros al pupilo de Fabre MEANDRE, que venía de ganar el Prix Saint-Cloud fue de pura clase. Japón soñaba con el Arco y para ello contaba con un desembarco espectacular de ciudadanos de Japón, que ríete tú del hincha Argentino. El Arco lo disputaron 18 participantes y en el que por encima de todos destacaba el favorito de cara a la clásica parisina, CAMELOT (Montjeu), porque si tenía que haber un favorito ese papel debería ser para el, tras haber ganado Guineas y ambos Derbys, otra cosa es que luego pasara sin pena ni gloria, pero ser, lo era. Y que pasó?, pues si a estas alturas no lo sabemos, tela. Tras un recorrido en posiciones atrasadas, ORFEVRE con Soumillon a los mandos abre al caballo, este ve recta y se enfila en lo que se podía prever no solo la primera victoria de Japón en el Arco, si no que además lo sería dando un espectáculo, pero a mitad de recta el caballo se empieza a meter hacia los palos con un Soumillon totalmente desperado por corregirle, perdiendo metros en detrimento de SOLEMIA (Polyglote), que con una monta de Peslier de lo más bestia, acabaría imponiéndose en el Arco con un 33/1. Una derrota para el turf Nipón que pasaría a la historia como una de las más dolorosas del Turf mundial, pero una alegria para el aficionadodo español tras ganarlo Carlos Laffon como preparador, y uno que se alegra.

Un año más tarde volvería a intentarlo, esta vez como favorito ante un lote entre los que se encontraría el ganador del Epsom Derby, RULER OF THE WORLD (Galileo), el ganador del Prix de Paris FLINTSHIRE (Dansili), INTELLO (Galileo) que venía de hacer lo propio en el Jockey Club y la Princesa del pueblo TREVE (Motivator), que llegaba con un palmarés perfecto, contando sus salidas por victorias entre las que se encontraban el Diane y el Vermeille. Esta vez la derrota no fue tan dolorosa, la yegua ganó y se gustó, hizo un carreron dejando al segundo (nuestro protagonista de nuevo y van…) y al tercero a 6 cuerpos.

Este año lo volverá a intentar ( presumiblemente con DEIRDRE) y quizás lo gane o no, pero si hay una cosa que tenemos clara es que ese Arco llegará, y yo lo celebrare. Porque si alguien se merece un Arco, es Japón.

Nos vemos en los bares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s